Nuestro equipo

Conócenos mejor

hans blaak

En realidad, llevo el comercio de frutas en la sangre. En sus años jóvenes, mi abuelo ya recorría los barrios de Róterdam con un carro y un caballo para vender fruta y verdura. Durante un tiempo tuvo una verdulería y más tarde una tienda de comercio al por mayor por la que yo también me dejaba caer. Creo que allí nació mi amor por esta profesión.

Hace más o menos un año comencé mi primera experiencia profesional en otra empresa del sector hortícola. Sin embargo, también hice una pequeña incursión en el mundo del trabajo temporal, como jefe de proyectos. Pero entonces lo supe sin lugar a duda: ¡lo mío es la fruta!  (La verdad es que no me gusta mucho la verdura, jaja).

El dinamismo de este negocio, el contacto personal con clientes internacionales y suministrar excelentes productos a un buen precio: ¡esto es lo que me importa! Me encanta trabajar en FMI: trabajamos con un pequeño equipo, cada uno de nosotros tiene sus propios clientes y ningún día es igual al anterior. Hay mucho espacio para la iniciativa propia y el desarrollo personal, e incluso he empezado un curso de italiano con la idea de mantener una mejor relación con mis clientes italianos. Así que yo diría: ¡arrivederci!